Connect with us

Universidades

Tensiones comerciales China vs Estados Unidos y el coronavirus pueden afectar más la economía mexicana

-Un transporte público eficiente, genera mayor productividad y ayuda al crecimiento económico.

Published

on

Puebla, Pue. a 12 de febrero de 2020

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos han provocado que muchas economías del mundo se cierren y obstaculicen el comercio global, y ahora la epidemia del coronavirus que se está presentando en China, van a afectar la economía mundial, aseveró el Dr. Marcos Gutiérrez Barrón, catedrático investigador de la Facultad de Economía de la UPAEP.

Externó que nuestro país se puede ver afectado por la situación que se está registrando en China por el intercambio comercial que se tiene con esa nación, además de que la economía de este país asiático representa el 18 por ciento del producto interno bruto mundial.

Advirtió que esta nación asiática había pronosticado que buscaba crecer durante el 2020 en un 6 por ciento, pero lamentablemente por la epidemia de coronavirus que se está mostrando en esa región del mundo, señalan que sólo crecerá en un 3 por ciento, dependiendo de la duración de esta epidemia. Por lo tanto, “si China crece en menor proporción, las economías del mundo crecerán en menor porcentaje, China es uno de los principales motores de la economía mundial actualmente”.

Apuntó que la situación de China afecta principalmente a los sectores electrónico y automotriz y en el caso de México dijo que no se debe olvidar que es un importante exportador de automóviles y Puebla forma parte de esta cadena productiva. Y, “por consecuencia la situación por la que está atravesando China es muy complicada para la economía mundial y en este momento, no se pueden prever los alcances, pero si este escenario se da, México tendrá un menor crecimiento”.

México registra una economía que tiene grandes contrastes, por un lado se observa que la economía del país no camina y por el otro, se tiene una expectativa de que para el 2020 la economía crezca en un 2.5 por ciento en su PIB, la cual se ve complicada por los riesgos internos y externos que se están presentado, y por lo tanto, se dice que sólo se crecerá entre un 0.6 y uno por ciento en el presente año, señaló el Dr. Gutiérrez Barrón.

Como todos sabemos, México registró una contracción en su economía de 0.1 por ciento durante el 2019; es decir, “se presentaron claros y obscuros, con esta caída del 0.1 por ciento en el PIB, encubre enormes contrastes tanto regionales como de los sectores así como de los estados. Tenemos por un lado luces y sombras en la economía mexicana”, expresó el académico.

Dijo que durante el 2019, la actividad industrial se contrajo alrededor de un 1.08 por ciento, lo que representó 18 meses consecutivos de caída; además de la reducción en el campo de la construcción de un 5.1 por ciento en un lapso de 11 meses de estancamiento económico.

Agregó que la construcción de obras también presenta una caída del 6.1 por ciento con 18 meses de contracción económica; en el caso de la minería, registró un decrecimiento del 5.0 por ciento. Y para resumir, las principales caídas en el ámbito económico se presentaron en los productos metálicos, ropa y calzado, textiles, muebles y mercancías del hogar y con respecto al empleo formal, este se estancó, al generarse pocas fuentes de trabajo.

El Dr. Marcos Gutiérrez indicó que en los temas positivos con relación a la economía del país, se pudo apreciar que en el sector manufacturero se registró un crecimiento modesto del 0.3 por ciento; la fabricación de equipo de cómputo y electrónico creció 4.9 por ciento; la elaboración de bebidas y tabaco se incrementó en un 2.5 por ciento; equipos de transporte creció en 1.4 por ciento y la producción de madera en 0.4 por ciento; es decir, se registró un pequeño crecimiento en estos sectores durante el 2019.

Subrayó que la entrada de remesas que rondó alrededor de los 36 mil millones de dólares permitió que muchos ciudadanos aumentaran su poder de compra, así como los recursos económicos que le llegaron a las personas a través de los programas sociales, así como los incrementos que se registraron en el salario, permitieron también que el consumo y la economía crecieran en el 2019.

Acotó que entre los factores internos que están influyendo para que la economía de México no despunte están, la alta inseguridad que se está presentando en diferentes estados de la república mexicana; la fragilidad que hay en las finanzas públicas, por la falta de inversiones públicas y privadas, por las ventas de petróleo y el lento crecimiento en la inversión.

Dijo que el gobierno federal debe priorizar en su agenda la detonación de la inversión pública y privada; así como promover el emprendimiento y trabajar en la formación de capital humano, si se buscan crecimientos económicos cercanos al 2 por ciento.

Con respecto a la economía poblana, señaló que ésta sigue estancada, ya que durante el último trimestre del 2019 sólo creció un 0.2 por ciento y para el 2020 se tiene la expectativa de que crezca en un 1 por ciento en su producto interno bruto, lo cual es insuficiente para generar los empleos que el estado necesita.

Por ello, el Dr. Gutiérrez Barrón advirtió que es necesario fortalecer sectores como el turístico, textil y el de la confección y buscar una menos dependencia del sector automotriz del cual la economía poblana depende de manera significativa.
Lamentó que la inseguridad siga creciendo en el estado poblano, puesto que “la seguridad es una condición necesaria para que la economía pueda crecer como se espera. Además de que la informalidad en el trabajo sigue en aumento, lo cual no es positivo para la economía del estado. Otro dato importante es que no se ha podido disminuir la pobreza en la entidad, es alta la desigualdad social que se vive dentro del estado”.

Por último, afirmó, “una economía que tiene un servicio de transporte público eficiente, es una economía que crece más, porque genera mayor productividad. Representa el traslado de los agentes económicos de un lado a otro; de los trabajadores a su centro de trabajo, y si el trabajador no llega a tiempo, va inseguro, por los asaltos que se registran a diario, esto repercutirá en su productividad. Es importante que el gobierno meta orden en este sector”.

Universidades

Lectura: excursiones infinitas sin levantarse del sofá

* La lectura no es solo de textos, sino también del mundo: aprender a observar a nuestro alrededor y comprender cómo está configurado nuestro entorno.

Published

on

Puebla, Pue. a 7 de abril de 2020

En 1947, Albert Camus publicó su célebre novela La peste, un texto inspirado en las múltiples epidemias vividas en Argelia desde 1849 tras la colonización francesa. En ella, el ganador del Premio Nobel de Literatura explora la enfermedad como analogía de lo absurdo de la existencia y, paradójicamente, enseñándonos el valor de la vida en sí misma.

Mientras revisaba su estantería en busca de un libro para la cuarentena, el Dr. Sebastián Pineda Buitrago, coordinador de la Maestría en Literatura Aplicada en el Departamento de Humanidades de la IBERO Puebla, dio con el texto de Camus y concluyó que estos tiempos se prestan para el ejercicio de la relectura.

El consumo de títulos nuevos se ha complicado, pues las tiendas físicas de libros se han visto obligadas a cerrar. Lo cierto es que, en paralelo, el mundo editorial vive tiempos de bonanza digital: “La industria del libro se está renovando y muchas editoriales están dejando varios libros gratuitos en sus páginas web con el fin de atraer a nuevos públicos”.

Para las y los escritores, la industria se detiene relativamente en cuestiones económicas, pues muchos han optado por el traslado definitivo hacia las plataformas digitales para publicar y monetizar sus textos, así como la colaboración con portales periodísticos ávidos de contenido literario.

Cómo elegir lecturas

Son tiempos de mucha información. Haciendo paráfrasis de Arthur Schopenhauer, el académico recomienda hacer elecciones por descarte: identificar qué no leer. En este sentido, Pineda Buitrago considera importante limitar el consumo de contenido informativo para evitar ciclarse en los mismos tópicos y optimizar tiempos de lectura útil y recreativa.

Un buen punto de partida se encuentra en los títulos clásicos: las obras que toda generación está obligada a leer en algún momento de su vida. Obras como la Ilíada, la Odisea, la Eneida, la Divina Comedia, Fausto o el Quijote son opciones ideales para nutrir nuestro acervo cultural.

“Hay que recordar la frase del rey Salomón: ‘No hay nada nuevo bajo el sol’. En esa medida, nos sentiremos más tranquilos: vamos a salir y a contar nuestra experiencia para renovar la expresión”: Dr. Sebastián Pineda.

Para las y los más pequeños del hogar, el académico aconseja la lectura de historias fantásticas y de aventura. “La lectura colectiva es un gran consejo: practicar el hábito que fue popular en otros tiempos representa un escenario ideal para convivir en familia”. En concreto, se refiere a La isla del tesoro y El diablo de la botella, ambos de Robert Louis Stevenson, como títulos que pueden fascinar a chicos y grandes.

De igual modo, algunas lecturas ligeras incluyen las novelas gráficas, el contenido periodístico no relacionado con la pandemia y los aforismos. “Este tipo de lectura, de autores como Nicolás Gómez Dávila, Séneca y Nietzsche, es muy descansada, pues con dos o tres páginas uno puede adquirir grandes conocimientos”.

Escribir lo que está sucediendo

Las circunstancias extraordinarias que trastocan a todas y todos han sido inmortalizadas en las artes desde tiempos inmemoriales. Como hizo Camus al documentar los efectos de la peste bubónica, muchas personas se sienten llamadas a dar testimonio de la situación actual.

Ante el impulso de plasmar el sentir interno y externo, el Dr. Pineda Buitrago invita a revisitar los textos clásicos que han sido concebidos en circunstancias similares. Desde la Ilíada hasta La peste, los escenarios con aire distópico han sido el motor de incontables creaciones, mismas que han ayudado a expandir los límites de la expresión escrita y la lectura del mundo en que vivimos.

Continue Reading

Universidades

Inteligencia emocional en la cuarentena familiar

Published

on

Puebla, Pue. a 3 de abril de 2020

La convivencia en el hogar por tiempos prolongados puede complicarse debido a la tensión generalizada. Por ello, es prudente establecer reglas de cohabitación y mantener una comunicación clara sobre cómo nos sentimos.

México es el país más estresado del mundo. Se estima que el 75% de la población vive con algún grado de estrés. La imposibilidad de traslado y activación física puede aumentar esta condición, lo cual, en los peores escenarios, deriva en trastornos de ansiedad y depresión.

Una de las mejores estrategias para mitigar el impacto psicológico de la cuarentena recae en el establecimiento de rutinas, pues, en la medida en que uno se aleja de las costumbres del diario vivir, todo se desajusta y se complica la adaptación. Así lo reflexiona el Mtro. José Leopoldo Castro Fernández de Lara, coordinador de la Licenciatura en Psicología de la IBERO Puebla.

Multitud en casa

Dentro del escenario familiar, es recomendable normalizar la contingencia a través de la aceptación: recordar que el encierro no está en nuestro control y que debemos acatarlo. Al situar nuestro propio contexto en la realidad, podemos evitar hacer asunciones demasiado idealistas.

Las familias suelen convivir por periodos breves diariamente. En el confinamiento, esta convivencia se vuelve permanente, lo cual genera tensiones naturales e inevitables. “Tener un pensamiento positivo poco realista puede ser perjudicial, pues las personas terminan descubriendo que la convivencia en familia no es tan buena como se pensaba”.

Para ello, indica Leopoldo Castro, se recomienda proponer horarios de convivencia conjunta y espacios individuales (como el tiempo para educación a distancia o teletrabajo). De igual manera, la implementación de nuevas dinámicas ha de darse de forma natural, sin forzar el llamado “tiempo de calidad”.

“Aquí se va a notar la capacidad de resiliencia: nuestra capacidad de crecer ante la adversidad. Se trata de una oportunidad para crecer y aprender sobre nosotros mismos”: Mtro. Leopoldo Castro Fernández de Lara

Así como la pandemia es una realidad que no se puede eludir, las discrepancias en el núcleo familiar también son latentes debido a la tensión a la que todas y todos estamos sujetos. Debe recordarse que cada persona vive el proceso a su manera, por lo cual la tolerancia es clave en el resguardo.

El académico de la IBERO Puebla recomienda mantener esa misma tolerancia en uno mismo: comprender que está bien sentirse contrariado o fuera de sitio en las dinámicas de convivencia constante a las que no se está acostumbrado. El encierro es una oportunidad para conocernos a nosotros mismos y a los demás, asumirnos como seres sensibles y convivir en armonía.

Di lo que sientes

Tenemos arraigada la cultura del contacto: nos reconocemos unos a otros a través de la proximidad física. En tiempos de distanciamiento social, comenzamos a descubrir el poder del lenguaje para configurar nuestra realidad interna. Si bien el abrazo como recurso terapéutico puede continuar en el hogar, debemos pensar en estas otras formas de expresar lo que sentimos.

Mantener relaciones a distancia ayuda a mitigar el efecto o sensación de aislamiento, pues el lenguaje nos ayuda a expresar lo que ocurre en nuestro interior. Si no lo verbalizamos y encontramos retroalimentación en otras personas, podemos caer en ciclos negativos.

Como reflexiona Castro Fernández de Lara, la incertidumbre nos da, irónicamente, un tema común para arrancar cualquier conversación a distancia con un ser querido. “Las relaciones se construyen en la medida en que uno se interesa por los demás, por lo que expresar las emociones y sentimientos, decir te quiero, es una buena forma de reforzar estos lazos”.

Otras consideraciones

Mantener el pensamiento activo y en orden tiene relación e impacto directo en diferentes ejes de nuestra vida. En el aspecto nutricional, por ejemplo, las alteraciones en la cantidad, calidad y horario de las comidas pueden derivar en afectaciones estomacales.

Como parte del proceso de adaptación a este estilo de vida extraordinario también es importante normalizar las emociones a través de pláticas con personas de confianza. De ser necesario, es viable buscar ayuda profesional, pues muchos psicólogos están ofreciendo servicios voluntarios a distancia para contribuir a salvaguardar la salud mental de la sociedad.

Continue Reading

Universidades

El distanciamiento no nos priva de comunicarnos

* Respira: todo pasará

Published

on

Puebla, Pue. a 2 de abril de 2020

El distanciamiento social puede tener efectos psicológicos importantes, sobre todo en quienes tienen antecedentes clínicos. La comunicación y el autoconocimiento son claves para pasar los tiempos de guarda en armonía.

Con el paso de los días, es normal que comencemos a sentirnos desorientados por las grandes cantidades de información que hemos consumido, el tiempo que hemos pasado en el mismo lugar y la inevitable incertidumbre que rodea a la contingencia internacional.

En términos generales, los efectos psicológicos de la pandemia se relacionan con cuadros de ansiedad, hostilidad y nerviosismo. Como señala el, Dr. Quetzalcóatl Hernández Cervantes, coordinador del Doctorado en Investigación Psicológica de la IBERO Puebla, no es solo el confinamiento la principal fuente de psicosis, sino la posibilidad latente de contagio que prevalece en la conciencia colectiva.

Afortunadamente, se trata de un escenario que no es del todo desconocido. Mucha gente ha encontrado el paralelismo con la contingencia por influenza de 2009 o la incertidumbre tras los sismos de 2017. Además, las personas que han tenido intervenciones quirúrgicas o enfermedades de largo tratamiento saben lo que es mantenerse en casa por tiempos prolongados.

Tómate un segundo

Ya sea que estés pasando los días de resguardo individualmente o en compañía de tu familia, las inminentes tensiones pueden crecer si no se les trata adecuadamente. El Dr. Quetzalcóatl Hernández recomienda tres ejes de acción para reconocer y aliviar sentimientos negativos:

Validación. Cuando aceptamos que ineludiblemente vamos a toparnos con cuadros de sentimientos y emociones adversas, podremos comunicarnos entre nosotros y tomar acción.
Exteriorización. Si procuramos mantenernos en una falsa entereza podríamos terminar expresándonos de maneras dañinas para nosotros mismos y para los demás. Debemos entender que todo es transitorio: estos pensamientos y sentimientos pasarán.
Tolerancia. Cada persona vive estos escenarios de forma distinta, por lo que es importante permitir y fomentar los espacios de privacidad. Nos podemos llegar a cansar de esta convivencia diaria, lo cual no significa otra cosa más que el reajuste de los hábitos y estilo de vida.

“Es normal que existan discrepancias entre los integrantes de la familia durante la convivencia continua, tal como ocurre en los viajes o periodos vacacionales. Estas situaciones deben aceptarse como posibles, inminentes y naturales”: Dr. Quetzalcóatl Hernández Cervantes.

Conócete a ti mismo

Para mucha gente, la crisis sanitaria llega en momentos de vulnerabilidad emocional o justo a la mitad de un tratamiento terapéutico o psiquiátrico. En estos casos, destaca el académico del Departamento de Ciencias de la Salud, se cuenta con la facilidad de continuar los procesos clínicos a distancia para mantener la comunicación y llevar control de los casos.

Si una persona sabe que es propensa a desórdenes emocionales o padece de enfermedades diagnosticadas que no están siendo tratadas, Hernández Cervantes recomienda llevar a cabo los siguientes ejercicios:

Respiración diafragmática. Inhalar profundamente utilizando el diafragma, llenando el estómago, y exhalar lentamente. Esto ayuda a situar el pensamiento y regular el ritmo cardiaco.
Relajación progresiva. Sé consciente de las reacciones físicas que tienes antes y durante una crisis de ansiedad o estrés y anticípate a ello mediante ejercicios de estiramiento, respiración y focalización del pensamiento.
Proyección de escenarios seguros. Una de las técnicas predilectas de la psicología. Visualiza un espacio en el que te sientas cómodo y en paz y trata de evocar hasta los mínimos detalles que te hagan sentir cómodo.

En lejanía, pero no en abandono

No es lo mismo estar distantes que mantenernos aislados. La emergencia sanitaria nos orilla a practicar un distanciamiento social que nos aleja de forma física. No obstante, la convivencia permanece de manera virtual gracias a la tecnología y las precauciones correspondientes.

Por su parte, el aislamiento puede ser un fenómeno de rechazo social autoimpuesto cuyos antecedentes suelen ir más allá de la cuarentena. “El principal diferenciador está en la comunicación significativa: el distanciamiento no nos priva de comunicarnos; el aislamiento, sí”.

Desde el ámbito profesional, existen opciones de asesoría y atención a distancia. La Asociación Psicoanalítica Mexicana ha proporcionado una línea de atención. Además, la Asociación Mexicana de Suicidología, mantiene un espacio radiofónico semanal cuyo eje central gira en torno a la salud mental. Lo más importante es aceptar la situación que estamos viviendo y hablar de aquello que nos afecta en el interior.

Continue Reading

Universidades

IDIT produce caretas de protección para personal médico

* El primer lote, compuesto por 200 caretas, ha sido donado al personal del Hospital del Niño Poblano. Se trata de la primera de varias estrategias de apoyo por parte del sector ingenieril de la IBERO Puebla.

Published

on

Puebla, Pue. a 1 de abril de 2020

En su portada más reciente, la revista The New Yorker dedicó una ilustración a las y los héroes de la contingencia mundial. En ella, se observa a una doctora haciendo una videollamada con su familia, rompiendo la cuarentena para que nadie más tenga que hacerlo.

En atención a las necesidades del personal sanitario de Puebla, el Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica (IDIT) de la Universidad Jesuita ha puesto en marcha el diseño y manufactura de caretas de uso clínico con la intención de mitigar la transmisión de virus entre el paciente y el médico, una situación que se ha vuelto frecuente en escenarios de contagio más avanzados.

Ingeniería frugal

Para el Mtro. Aristarco Cortés Martín, director del IDIT, la materia prima de trabajo recae en las personas. El diseño, de uso libre y gratuito, propuesto es una adaptación de caretas profesionales cuyas adecuaciones están pensadas en que cualquiera pueda replicar la técnica con lo que tenga a la mano.

El Departamento de Ciencias e Ingenierías de la IBERO Puebla pertenece a la red mundial de makers: personas con recursos técnicos y habilidades que están dispuestos a ponerse al servicio de los demás.

Con tan solo 11 personas, se ha conformado un primer grupo de trabajo capaz de mantener los ritmos de producción al tiempo que se atienden las recomendaciones sanitarias. “De ahí la importancia de que estos diseños sean manufacturados en diferentes lugares: para cumplir con la demanda sin poner en riesgo a las y los elaboradores”, recuerda el titular del Instituto.

Prepararnos sobre la marcha

Alejandra Ronquillo, egresada de la Licenciatura en Diseño Industrial, fue contactada por el Mtro. Aristarco Cortés para integrarse a la primera cuadrilla de manufactura. En la producción del primer lote de caretas, es responsable del uso de las mismas máquinas que utilizó en sus días de formación.

Familiarizada con el sistema de producción, explica los cuatro pasos principales que lo componen:

Cortar láminas de plástico de 2 cm de grosor, lo cual es posible con las máquinas de corte con láser del IDIT.
Lijar las láminas y formar conjuntos de tres para el soporte de la careta.
Remachar estos conjuntos y añadir ligas de ajuste de diámetro.
Insertar la careta protectora hecha con acetatos, los cuales pueden conseguirse en las papelerías.

Al igual que ella, Franco Robledo, egresado de la Licenciatura en Ingeniería Mecánica, reconoce que la situación ha generado confusión y sentimientos encontrados. “No estábamos preparados para esto, pero debemos apoyar y salir adelante”. Ambos coinciden en que el voluntariado y la donación de instrumentos son formas de participar activamente en la contención del virus.

Nos debemos a la gente

El IDIT no es ajeno a las circunstancias de crisis y acción inmediata. Luego de los terremotos de septiembre de 2017, se llevó a cabo el diseño y construcción de albergues temporales para personas que perdieron sus hogares, esto en colaboración con asociaciones civiles como La Esperanza del Mañana y Bambú Puebla.

Ante el escenario pandémico, indica Cortés Martín, debemos demostrar que la ideología jesuita no se queda únicamente en las aulas, sino que se traslada hacia donde se necesita, atendiendo necesidades específicas con acciones puntuales.

La intención del trabajo situado es la manufactura por fases. Una vez que se satisfaga la demanda de caretas, se optará por el diseño y confección de casetas para intubación médica. Todo el equipo será ofrecido y puesto a disposición de los hospitales y clínicas que lo requieran en la Zona Metropolitana de Puebla.

Para apoyar a la causa, el IDIT y la IBERO Puebla están recibiendo donativos monetarios y en especie:

Datos bancarios para los donativos monetarios:

Banamex

Comunidad Universitaria del Golfo Centro, A.C.

CLABE: 002650486500030665

Donativos en especie:

Estireno calibre 40 o 60
Remaches de 1/8”
Acetato tamaño carta
Ligas de hule o elástico textil
Láminas de acrílico, 3 y 5 mm

Las aportaciones serán recibidas en la Entrada Principal de la IBERO Puebla, de lunes a viernes de 08:00 a 18:00 horas.

Informes con la Lic. Lorena Hernández Domenzáin al correo electrónico idit@iberopebla.mx

Continue Reading

Tendencias